Palacios reales de Europa. 1ª parte

La Vieja Europa ha sido, en su mayoría, regida por monarcas y emperadores desde tiempos inmemorables. Algunos países hace tiempo que dejaron de hacerlo para convertirse en repúblicas en las que sus jefes de Estado son elegidos democráticamente por el pueblo, otros aún cuentan con regímenes monárquicos.

Sea como fuere, el caso es que de esos reinados nos quedan legados diversos palacios o recintos reales que son dignos de ser visitados. Bien por su belleza, su enclave, su historia, su entorno, etc.

Aquí os hablo de algunos de los que yo he visitado.

Anuncios

Por tierras de España 2011. Badajoz y Elvas (Portugal)

Después de darle muchas vueltas y valorar distintas posibilidades, nos decantamos por quedarnos en España durante este viaje y dejar el extranjero para el verano. Si bien nuestro primer objetivo era Egipto, es evidente el por qué de nuestro cambio.

Tras la decisión de no salir al extranjero, era el momento de elegir el lugar al que iríamos en España, y no me costó mucho; Granada y su Alhambra era una espinita clavada que tenía desde hacía tiempo. Pero no me podía quedar solo con Granada y tuvimos que buscar puntos de interés cercanos o que nos pillaran de camino. Al final esta fue nuestra ruta.

 

BADAJOZ – ELVAS- CADIZ – GIBRALTAR – GRANADA – MADRID.

Volvimos a subirnos a nuestro particular Rocinante de cuatro ruedas y comenzamos a devorar el asfalto.

LISBOA. PASCUA 2009

Para las vacaciones de Pascua de este 2009 nos decidimos por Lisboa, nuestra primera opción era Roma; visita que ya teníamos bastante organizada pero que por diversos motivos debimos desechar y viendo el caos acontecido con el terremoto y demás creo que acertamos al no ir.

Esta sería mi segunda visita a Lisboa pero la primera de mi pareja, con lo cual la ilusión volvía a ser máxima y los nervios que preceden un viaje volvían a aparecer.

Para esta ocasión un vuelo con Vueling desde Madrid por 50€ ida y vuelta cada uno y uno hotel de 3 estrellas que encontré en una oferta con muchoviaje.com, el Residencial Delta, situado en una zona muy tranquila, no en el centro pero cerca de los transportes públicos, creo que una buena elección.

Todo estaba listo para visitar la capital más occidental de Europa.

Nuestro avión salió con unos minutos de retraso desde la T4 de Barajas y llegó con poco retraso al aeropuerto de Lisboa. Llegamos sobre las 20:00 al aeropuerto, cogimos un autobús de linea, por 1,40 € cada uno, que nos dejó a pocos metros del Hotel y nos acomodamos. No había tiempo para nada ya que era de noche y las cercanías del hotel no ofrecían ningún reclamo más que la tranquilidad.

Sigue leyendo