Yacimientos romanos. Segóbriga

El yacimiento romano de Segóbriga es uno de los conjuntos arqueológicos mejor conservados de cuantos podemos encontrar en la Península Ibérica.

Situada en la autovía que une Madrid con el Levante, a la altura de Saelices (Cuenca), esta ciudad fue un importante nudo de comunicaciones y gozó de gran actividad durante los días del Imperio Romano.

Plinio la consideró inicio de la Celtiberia y llegó a tener un gran auge. En época visigoda aún contaba con cierta importancia, pero con la invasión islámica comenzó su declive y final abandono.

En el recinto destacan las ruinas del anfiteatro y el teatro, pero no son sus únicos elementos destacables, el foro, dos recintos termales o la basílica complementan la visita. Además se ha instalado un centro de interpretación que ayuda a comprender la vida en la ciudad,su origen y su historia y nos da unas explicaciones de las ruinas veremos a continuación.

Sigue leyendo

Anuncios

Pantano de Ordunte

IMG_4717Una de las actividades favoritas para los senderistas o paseantes eventuales del occidente bizkaino y el norte burgalés, es acudir al Pantano de Ordunte, en el Valle de Mena (Burgos), pero perteneciente al Ayuntamiento de Bilbao y que dota de agua a esta ciudad y otros pueblos de Bizkaia.

La ruta conocida como “Vuelta al Pantano”, no es otra que la que cuyo nombre indica, rodear el pantano por la pista forestal que discurre junto a sus aguas.

Es una ruta sencilla que nos permite disfrutar de bellos parajes sumergidos en un entrono natural y agradable.

El Pantano fue construido en 1934 para abastecer de agua a la ciudad de Bilbao. Para ello se tuvo que perder una zona muy bonita, haciendo desaparecer incluso algún poblado (cuyos restos se pueden observar cuando el nivel del agua es muy bajo), pero hoy, muchos años después, nos deja imágenes espectaculares para la vista y un entorno natural inigualable. Sigue leyendo

Oviedo. Paraíso astur

IMG_2460La capital del Principado de Asturias es un lugar perfecto para perderse unas horas, incluso unos días en el interior de una región rica en naturaleza, patrimonio y gastronomía.

Oviedo es eclipsada en ocasiones por su vecina Gijón, ubicada esta última en la costa del mar cantábrico, o por otras localidades situadas en entornos naturales espectaculares, como los Picos de Europa por citar uno. Sin embargo la ciudad carbayona es digna de ser visitada y conocida.

Se puede decir que toda ruta que discurra por Oviedo partirá del Campo San Francisco, un parque urbano al que es fácil acceder tanto si llegamos en vehículo particular como si lo hacemos en tren o autobús. En dicho emplazamiento comenzamos a sentir la ciudad, su vitalidad y su embrujo. No obstante, muy cerca del parque se sitúa el edificio más conocido de la ciudad; el Teatro Campoamor, de finales del XIX. En él se entregan anualmente los premios Príncipe de Asturias, presididos, como no, por la persona que les da nombre, Felipe de Borbón, acompañado por su esposa la Princesa de Asturias, quien además de ostentar el titulo es asturiana de nacimiento.

Sigue leyendo

De pueblo en pueblo. Haro. cápitulo 15

HARO, CAPITAL DEL RIOJA

“Ya estamos en Haro, que se ven las luces”.

Con esta frase advertían los viajeros del siglo XIX que estaban llegando a la Capital del Vino. Haro fue, junto a Jerez de la Frontera, la primera población en contar con alumbrado eléctrico. Debido en gran medida a la influencia recibida de Francia y sus bodegueros, que vieron en esta región una lugar perfecto donde salvar las maltrechas cosechas vinícolas francesas.

La ciudad riojana se encuentra en la denominada Rioja Alta, zona fronteriza con tierras vascas (Álava) y Castellano leonesas (Burgos). Sigue leyendo

San Juan de Gaztelugatxe

A lo largo de los 192 kilómetros de costa Vasca podemos encontrar numerosos atractivos: Restos militares de la zona occidental, acantilados junto al Cabo Billano, la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, El Flysch de Zumaia o la Bahía de La Concha, pero si hay un lugar curioso y especial ese es San Juan de Gaztelugatxe.

A medio camino entre Bakio y Bermeo y a tan solo cuarenta minutos de Bilbao, podemos encontrar este islote unido a tierra por un puente y coronado por la Ermita dedicada a San Juan.

231 escalones nos llevan a lo alto del peñón, donde las vistas son espectaculares en los días despejados. Sigue leyendo