Bratislava. La desconocida centroeuropea.

 

El tren salió con puntualidad de la estación de Keleti, poco más de dos horas nos separaban de una nueva ciudad; Bratislava.

La capital eslovaca es la gran olvidada de la cuenca del Danubio, si bien esta muy lejos del interés suscitado por ciudades como Viena o Budapest, bien merece una visita. Además precisamente la cercanía a estas dos grandes ciudades facilita sobremanera el poder dedicarle un día.

Sobre las diez de la mañana estábamos en Bratislava. A partir de ese momento íbamos a recorrer la ciudad a píe, pues las distancias son cortas y es la mejor manera de disfrutar de los lugares siempre que se pueda.

Anuncios