Yacimientos romanos. Segóbriga

El yacimiento romano de Segóbriga es uno de los conjuntos arqueológicos mejor conservados de cuantos podemos encontrar en la Península Ibérica.

Situada en la autovía que une Madrid con el Levante, a la altura de Saelices (Cuenca), esta ciudad fue un importante nudo de comunicaciones y gozó de gran actividad durante los días del Imperio Romano.

Plinio la consideró inicio de la Celtiberia y llegó a tener un gran auge. En época visigoda aún contaba con cierta importancia, pero con la invasión islámica comenzó su declive y final abandono.

En el recinto destacan las ruinas del anfiteatro y el teatro, pero no son sus únicos elementos destacables, el foro, dos recintos termales o la basílica complementan la visita. Además se ha instalado un centro de interpretación que ayuda a comprender la vida en la ciudad,su origen y su historia y nos da unas explicaciones de las ruinas veremos a continuación.

Sigue leyendo

Ciudad Encantada

P1070053A pocos kilómetros de la ciudad de Cuenca se entra una paraje muy peculiar al que la naturaleza y el paso de los años han dado una imagen cuando menos curiosa.

Se trata de un paraje de formaciones pétreas formadas por la acción del viento el agua y el hielo durante miles de años.

Las rocas han adquirido espectaculares siluetas de manera totalmente natural, lo que añadido al espectacular paraje en que se encuentran, le a valido la declaración de Sitio Natural de Interés Nacional.

Sigue leyendo

Cuenca. Ciudad tallada en piedra.

Cuenca, es quizá una ciudad eclipsada por otras ciudades inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad (sobre todo por su vecina Toledo) aunque tiene mucho que ofrecernos.

Hay noticias de ella anteriormente, pero no gozó de gran importancia hasta que en 1177 fue arrebatada de manos musulmanas por las tropas del rey castellano Alfonso VIII. Emergió y se engalanó durante el Medievo y, hoy, esta localidad, con título de ciudad desde 1257, nos transporta a sus inicios con solo pasear por sus místicas callejuelas.

Tanta belleza y delicadeza fue premiada en 1996, cuando la UNESCO incluyó el Casco Antiguo en la lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad.

Conocida como “Ciudad paisaje”, nos muestra orgullosa tanto su patrimonio arquitectónico como el natural, y la conjunción tan espectacular entre ambos.

TOLEDO MULTICULTURAL. Por tierras de España II

 es una de esas ciudades que nada más llegar ya te ha embaucado. Antigua capital del Reino de España y ciudad imperial muy relacionada con Carlos V, sobre el cual podemos apreciar reseñas en cada rincón. Ciudad también de Bécquer y El Greco entre muchos otros. Ciudad de las culturas para muchos, cristiana, judía y musulmana, es Toledo una ciudad que a nadie deja indiferente.

  

Llegamos a Toledo en coche y aparcamos en la parte baja de la ciudad, el parking del Safón, junto a la estación de autobuses. Un parking municipal y gratuito.

Comenzamos nuestra visita entrando al casco histórico por el Puente de Alcántara, caminando con destino al punto más alto, la plaza de Zocodover. Allí cogimos unos plano e información en la oficina de turismo y salimos para una visita guiada de la cuidad que no llevo por los rincones de Toledo, explicándonos datos y curiosidades sobre dichos lugares. Aproximadamente duró una hora. Tras esta visita tocaba conocer la cuidad por nosotros mismos y disfrutarla sin prisas y con detenimiento.

Primera visita que realizamos, el Alcázar, un imponente edificio que por desgracia hoy no es posible visitar en su interior. Desde aquí nos fuimos a ver otro de los símbolos destacados de la ciudad; la catedral. Templo erigido sobre una mezquita musulmana donde destaca su torre y los ornamentos de su fachada.

Con todo esto era hora de reponer fuerzas y volvimos a la plaza de Zocodover para comer un menú del día.

Tras el avituallamiento vuelta a “patear” las calles. Esta vez nos movimos en dirección a la zona de la judería, apreciando la Sinagoga del Transito y la Sinagoga de Santa María la Blanca, transformada en iglesia en el siglo XV.

Junto a esta ultima sinagoga se encuentra el Monasterio de San Juan de los Reyes, encargado por los Reyes Católicos como agradecimiento de la victoria en la Batalla de toro. Llama la atención ver en su fachada colgadas las cadenas de prisioneros liberados.

  

Ya estábamos en la zona baja de la ciudad pero aún dentro de sus murallas, de las cuales salimos por la Puerta del Cambrón. Tras salir caminamos por el Paseo de Recaredo admirando las propias murallas y la ciudad desde sus pies. Pronto llegamos hasta otra de las puertas de la muralla, la de Alfonso VI y cerquita vimos otro de los símbolos más conocidos de Toledo, la Puerta de la Bisagra, que hoy por hoy es el único resto de la muralla árabe.

Aquí dábamos por finalizada nuestra visita al amplísimo conjunto histórico Toledano pero no podíamos marcharnos sin antes coger el coche para cruzar el Tajo e ir en busca de una maravillosa panorámica de la ciudad.

 ALBUM DE FOTOS