De pueblo en pueblo. Orduña. capítulo 6

ORDUÑA. LA ÚNICA CIUDAD DE BIZKAIA

La ciudad de Orduña es una población muy curiosa. Lo primero que llama la atención es que se trata de una localidad perteneciente a la provincia de Bizkaia, pero que se encuentra integrada en territorio alavés.

La segunda característica curiosa es que se trata de la única ciudad, como tal de Bizkaia, pues es la única que goza de tal titulo (ni siquiera Bilbao, la capital, tiene tal honor, pues es villa).

Orduña esta situada en una zona de gran importancia durante la Edad Media, era lugar de paso de quienes unían las tierras castellanas con el mar. Debido a esa gran importancia fue objeto de numerosos conflictos y otros tantos vaivenes, pasando de tanto en cuanto de manos bizkaianas a castellanas y viceversa, siendo durante siglos reclamada por ambos. En 1229 fue fundada como Villa, otorgándole don Lope Diaz de Haro el fuero de Vitoria. Sin embargo, ya en 1467 Enrique IV de Castilla le confiere el titulo de Ciudad del Señorío de Vizcaya.

Durante la Edad Media y hasta el siglo XVIII, Orduña fue un importante enclave comercial, de esa importancia nos queda en legado el edificio de la Aduana, hoy reconvertido en balneario.

Pero llegó un convulso siglo XIX que arrasó toda valía estratégica de Orduña. Tras el final de la Primera Guerra Carlista en el norte, sellado con el Abrazo de Vergara, se firmo una sentencia asegurando que se respetarían los fueros de las tierras vascas, pero en 1841 hubo un levantamiento de quienes no estaban de acuerdo del todo con lo convenido en Vergara. Este levantamiento fue reprimido por el general Espartero. A causa de este levantamiento se formalizó un decreto por el cual el país vasco perdía importantes beneficios, siendo el que más daño hizo a Orduña, aquel que ordenaba desplazar las aduanas interiores (que grababan el paso de mercancías desde Castilla a Vizcaya) hacia los puertos de mar. De ese momento la ciudad pierde toda importancia.

La industrialización no fue notable en Orduña y por eso desde entonces busca su supervivencia como foco turístico.

Podemos llegar a Orduña de diferentes maneras. Quizá la más cómoda (aparte del vehículo privado) sea empleando la linea de cercanías RENFE, que desde Bilbao nos dejara en Orduña en poco mas de media hora.

Una vez que llegamos a Orduña debemos trasladarnos al centro histórico. En él nos toparemos con varios palacios que datan entre los siglos XVI y XVIII.

Inevitablemente llegaremos a la Plaza de los Fueros, centro neurálgico de la ciudad. La plaza esta rodeada de edificios de gran importancia y diferente índole, entre ellos el Ayuntamiento, la iglesia de la Sagrada Familia y la antigua Aduana, edificio de finales del siglo XVIII erigido para labores administrativas y que al trasladarse las aduanas fue destinado a diferentes usos hasta que ha sido reconvertido en un moderno balneario.

 

Alejándonos un poco del centro urbano se encuentra el Santuario de Nuestra señora de la Antigua, patrona de la ciudad.

Si dispones de más tiempo y de vehículo propio hay dos lugares de los alrededores de Orduña que nos dejaran impresionados.

En lo alto de la peña que “vigila” a Orduña se encuentra el Monumento del Txarlazo. Una especie de árbol de hormigón con 25 metros de altura en cuya copa se encuentra una imagen de la Virgen de la Antigua. En su interior se encuentra un mirador desde el que poder observar unas magnificas vistas que nos dejaran ver tierras de cinco provincias diferentes.

 

Subiendo el puerto de Orduña, en la carretera que va a Miranda de Ebro, nos toparemos con el Monte Santiago (en territorio burgalés). Desde aquí nos podemos introducir en una senda que nos obliga a dejar el vehículo en un aparcamiento desde el cual partir caminando hasta el impresionante mirador, el cual nos muestra una de las imágenes más espectaculares de la naturaleza:el Salto del Nervión. Una cascada de 220 metros de altura.

Anuncios

4 pensamientos en “De pueblo en pueblo. Orduña. capítulo 6

  1. El balneario de Orduña tiene que estar muy bien aunque lo que más me ha gustado son las fotos del Monte de Santiago, tiene que ser espectacular la ruta así que me la apunto ya que toda esa zona nos encanta. Un saludito. 😉

  2. El monte Santiago la verdad que te deja con la boca abierta, sobre todo si vas cuando el Nervión lleva agua, la cascada libra un salto de unos 220 metros, es impresionante. Una pena que esta vez no llevase agua, yo la vi de pequeño y tengo la imagen grabada en la memoria para siempre.

    Si algún día te acercas no dudes en preguntar.

  3. Hola Mikel,

    Qué interesante la historia de la ciudad de Orduña. Con un casco antiguo interesante en torno a la Plaza de los Fueros. Y la ruta de senderismo en torno al Monte Santiago, lástima que no llevase agua el río Nervión para poder apreciar la impresionante cascada.

    Un fuerte abrazo.

  4. Si, Orduña es uno de esos casos curiosos que se encuentran en la geografía española.
    Vi la cascada hace años que me llevo mi padre y creo que nunca se me olvidará lo bonito que es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s