NORMANDIA. EL DÍA MÁS LARGO

La mayoría de las ocasiones nos cuesta alcanzar a comprender la magnitud de hechos históricos que no hemos vivido. En las guerras este efecto se magnifica, pues pocas veces la mente humana es capaz de imaginar los horrores que suscitan.
En los lugares que íbamos a visitar tendríamos que realizar de nuevo el ejercicio de retrotraerse en el tiempo, de ponerse en situación y de tratar de percibir lo que allí sucedió. Por desgracia mucha de la gente con la que coincidimos no piensa, ni por asomo, hacer ese ejercicio. Pasan por lugares de tal peso histórico y humano, donde tanta gente lucho y perdió la vida, como si fuese un parque público donde ir a echar la tarde. Una pena la verdad.
El lugar que nos ocupa respira historia por los cuatro costados. En él tuvo lugar una de las batallas más importantes de la historia. Un 6 de Junio de 1944, aquí comenzó a cambiar el mundo.
La “Operación Overlord”, más conocida como el “Desembarco de Normandía”, se desarrolló por estas tierras.
Puntos como Pointe du Hoc, donde los expertos Rangers americanos tuvieron que escalar unos escarpados acantilados con las balas silbando sobre su cabeza, o la playa de Omaha, lugar donde desembarcaban las tropas, mientras los alemanes disparaban a discreción y mataban a muchísimos soldados aliados, eran escenarios vivos que nos podrían mostrar la barbarie humana.
Por otro lado, lugares como el archiconocido cementerio americano de Colleville sur Mer o el, menos transitado, alemán de La Cambe, despertaron nuestros sentimientos de repulsa e incomprensión hacia la guerra. Lugares como estos, de 9286 tumbas en el caso estadounidense, demuestran que en la guerra todos han perdido.
Recorreríamos lugares que habíamos preseleccionado con anterioridad para situar geográficamente hechos de los que sabíamos mucho, pero de los que esperábamos saber más estando in situ.
Nos dejamos algunos, pues es imposible abarcarlos todos en tan poco tiempo, pero nos vamos satisfechos, con un pedacito de la historia en nuestros corazones.
Esta fue la ruta que seguimos por la zona del Desembarco de Normandía:
Cementerio alemán de La Cambe – Pointe du Hoc – Omaha Beach – Cementerio americano de Colleville sur Mer – Longues sur Mer – Arromanches.
EL DÍA MÁS LARGO
Aproximadamente a las 13:30 nos plantamos en el aparcamiento del cementerio alemán de La Cambe, mucho menos famoso y mucho menos visitado que los de los ejércitos aliados, pero igual de sobrecogedor.
En este cementerio las cifras son espeluznantes: más de 21.000 soldados yacen aquí (la mayoría en tumbas dobles). Algunos de ellos, están en el túmulo central, y  aún siguen sin identificar.
 
Al salir del cementerio decidimos no retrasarlo más y aprovechar para comer, antes de introducirnos de lleno en la zona del desembarco propiamente dicha. Dimos buena cuenta de unos bocadillos que habíamos preparado y sin más dilación arrancamos el coche y nos encaminamos a la costa.
En pocos minutos llegamos a Pointe du Hoc. Dejamos el coche en el amplio parking habilitado y tras pasar por el centro de interpretación (cerrado en estas fechas excepto el fin de semana), llegamos al lugar donde se encontraban los bunkers y las baterías del “Muro Atlántico”, dispuestas por el ejército nazi para defenderse de la llegada de los aliados.
Es impresionante como aún hoy, casi 70 años después del acontecimiento, son perfectamente visibles los socavones propiciados por los bombardeos de la aviación aliada.
Fue en los acantilados cercanos a este lugar, donde los Rangers estadounidenses realizaron una de las machadas más sonadas de la guerra. Escalaron las altas y escarpadas paredes bajo un aguacero de balas alemanas.
 
Compartimos visita a este lugar con bastante gente, lo que dificulta la comprensión de lo allí acaecido, pero salimos satisfechos.
Regresamos al coche para seguir por la carretera que unía los puntos neurálgicos del día D. pronto llegamos, al que no dudo es uno de los lugares más nombrados del mundo, aunque la mayoría no sepa donde esta o de que se trata. No es otro que Omaha Beach.
Omaha era la clave de la reconquista de Europa a la Alemania Nazi. Tomar esta playa es vital para poder desembarcar tropas y armamento pesado y, junto con las playas tomadas por los ejércitos británicos y canadienses, hacerse con la costa de Normandía.
La fuerte defensa que los alemanes hicieron de este lugar provoco numerosos fallos en la consecución de los objetivos aliados. Hubo numerosas bajas y lo que en principio pensaba ganarse en un día, necesito de varios para ser realidad. Tal vez esta durísima oposición por parte del ejército germano y las innumerables bajas infringidas a los aliados, hizo más heroica la victoria de los Aliados.
 
Tras estar un rato mirando la playa de Omaha, tratando de entender y repasando en nuestra memoria las miles de imágenes en blanco y negro que habíamos visto de este lugar, apremiados por el reloj nos fuimos hasta el Colleville sur Mer, en un promontorio situado en el extremo oriental de la playa, donde se encuentra el Cementerio Americano.
Este es el famoso cementerio de cruces blancas que aparece en el comienzo de la película de Steven Spielberg “Salvad al soldado Ryan”. Es un lugar muy americano, donde se hace patria por doquier, pero lo más importante (se supone) es el respeto y recuerdo a los muertos durante la II Guerra Mundial.
El terreno que abarca el cementerio es territorio estadounidense, administrado por el gobierno de Estados Unidos.
9387 son las tumbas que aquí se haya. El lugar es estremecedor, todas las tumbas perfectamente alineadas, sobre un tapiz de verde hierba cuidosamente tratada, te envuelve, quieras o no, en el dolor de la guerra.
Entre las tumbas hay varias más conocidas que el resto; entre ellas las de Theodore Roosevelt Jr, hijo del presidente norteamericano Theodore Roosevelt.  La de su hermano Quentin (muerto en la I Guerra Mundial) y la de los hermanos Niland, quienes inspiraron la mencionada película de Spielberg.
 
Prácticamente era la hora del cierre del cementerio, a las 17:00 echaban el pestillo. Salimos un poco antes para evitar aglomeraciones a la salida del aparcamiento y nos fuimos hasta el Museo Memorial de Omaha, junto a la playa y cuyos horarios nos daban más margen que el cementerio. Por eso lo hicimos en ese orden y no al revés.
Pagamos 6€ cada uno por entrar, lo que a la postre nos pareció caro a pesar de que el lugar era interesante. En  el museo se podían ver Ropas de la época, utensilios, armas, algún vehículo y fotos tomadas durante la batalla entre otras cosas.
Tras salir del museo tomamos de nuevo la carretera y nos plantamos en Longues sur Mer para ver las baterías alemanas que defendieron la zona. Esta fortificación defensiva era una de las más modernas de la zona. Aún hoy se pueden ver varios de los cañones que allí se emplearon.
 Poco nos quedaba ya, el día no nos iba a dar mucha tregua y comenzaba a apagar su luz. Decidimos visitar el ultimo emplazamiento, un lugar que a priori pensábamos no nos daría tiempo a ver pero que conseguimos hacerlo. Nos fuimos hasta Arromanches para ver los restos de su puerto artificial.
Todavía son visibles partes del puerto artificial que construyeron los aliados para su utilización durante la guerra. También hay un museo dedicado al desembarco, el cual no visitamos por dos motivos, el primero que no lo teníamos planeado y el segundo que cuando llegamos ya estaba cerrado.
 
Se acabó nuestra jornada por las playas del Desembarco. Ya se hacía de noche. Cogimos el coche y nos desplazamos a nuestro hotel. Dormiríamos en la ciudad de Caen, en el Etap Caen nord memorial. Un buen hotel por poco dinero que para cenar, pasar la noche y darnos una ducha era perfecto.
Al día siguiente nos desplazaríamos hasta la capital de Francia, París. Volveríamos a disfrutar de al ciudad de la luz antes de volver a casa.
HTML POSTAMIGO
Mi baúl de blogs – Nuestro desembarco de Normandía
Anuncios

3 pensamientos en “NORMANDIA. EL DÍA MÁS LARGO

  1. Pingback: Oradour Sur Glane. Villa Mártir | goikoviajes

  2. Pingback: Gabriel B. Mc Nair | Mikel Goikoetxea Fotografía

  3. Pingback: Oradour Sur Glane, El Belchite francés | Mikel Goikoetxea Fotografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s