PASEOS Y EXCURSIONES. CARGADERO DE DICIDO

Hoy doy inicio a una nueva sección para el blog. La voy a llamar “PASEOS Y EXCURSIONES” y tratará sobre todo de travesías cortas con lugares de interés, bien monumental, bien paisajístico, etc.

También tendremos excursiones de un día como máximo a pueblos o ciudades cercanas (siempre desde mi ubicación, claro esta. Lo que para mi esta cerca para otros puede estar muy lejos), a los que podamos acudir fuera de esos viajes que hacemos. Esos lugares en los que se puede aprovechar un día festivo o un sábado o domingo cualquiera.

Comienzo esta sección, con un paseo cortito. Un lugar al que a mi me gusta ir andando desde Castro Urdiales y que apenas tardo una media hora en llegar y otra media en volver. El tiempo que emplee en pasar por allí depende de varios factores como el clima, el grado de paz que necesite y encuentre o la prisa que tenga por volver.

Ese lugar el el Antiguo cargadero de mineral de Mioño, o de Dícido, como se denomina a la ensenada donde esta ubicado.

Os cuento algo de la historia y los datos del lugar.

 

UN POCO DE HISTORIA

En 1880 comienza la creación de una incipiente estructura empresarial dedicada a la extracción de mineral en la zona vasca y cántabra.

Entre 1890 y 1912 las compañías más destacadas son la C.M. Setares y la Dícido Iron One (Vasca la primera e inglesa la segunda). Entre ambas extraían más del 80% del mineral obtenido en la zona. Esa producción se destinaba en su mayoría a la exportación a países como Inglaterra, Escocia y Holanda entre otros.

A partir de 1912 las exportaciones sufren una importante disminución, debido, sobre todo, al auge de las nuevas minas argelinas y la I Guerra Mundial.
Es entonces cuando la empresa Vasca Compañía Minera de Dícido, SA adquiere los derechos de explotación de la Dícido Iron One, para el suministro de Altos Hornos de Vizcaya, permitiendo la continuidad de la actividad por unos años más.

De 1921 en adelante comenzó el declive de la explotación minera en la zona. Los yacimientos se agotaban. En 1968 Altos Hornos dio un pequeño empuje, creando la Agrupación Minera SA (Agruminsa) y explotando el coto de Dícido hasta 1968, cuando desapareció definitivamente toda actividad minera en la zona.

MEDIOS DE TRANSPORTE Y CARGA

Inicialmente el mineral era transportado en carretas hasta los puertos, donde se acercaban los pequeños barcos para cargar el material.

En 1873 la Dícido Iron One crea el primer tranvía aéreo para el transporte del mineral desde las minas hasta el puerto. En 1882 se construye un almacén para el mineral, cuyas ruinas aún hoy se pueden ver.

 

A partir de 1886 se construyeron diversas lineas férreas para el transporte del mineral y debido a ello las compañías se plantearon la necesidad de realizar las labores de carga de manera más ágil y rápida. Ello dio origen a los nuevos cargaderos. Pero estos nuevos cargaderos no fueron la solución. Los grandes barcos aún no se podían acercar a ellos por el tamaño, aún pequeño, de los cargaderos y la cercanía a la costa, lo que conllevaba un gran riesgo de encallar.

 

Así vieron la necesidad de construir cargaderos de mayor voladizo (parte del cargadera que sobresale al mar) y mayor altura. Así surgieron este tipo de cargaderos, los llamados de tipo”Cantilever”.

CARGADERO DE DÍCIDO

El cargadero que podemos observar hoy es el tercero de los construidos en la zona. En 1873 el mineral era transportado en carretas hasta el puerto de Castro Urdiales donde se cargaba en carretas. Más tarde se dejó de utilizar el puerto de Castro Urdiales y se construyó un muelle de carga en la ensenada de Dícido (perteneciente a Mioño). Este muelle fue empleado desde 1886 hasta 1894, cuando fue destruido por un vendaval.

En 1896 la Dícido Iron One decidió construir, para sustituir el muelle arrasado, un nuevo cargadero, esta vez más alejado de la ensenada y en un lugar con mayor profundidad (la ubicación actual). Se decidió que fuese del tipo “Cantilever”, de 94 metros de largo por 6 de ancho, apoyado en su parte central sobre una pilastra que lo dejaba a 14 metros de altura, de forma que pudiesen cargar grandes barcos. El proyecto fue de Teofilo Seyrig, pupilo de Eiffel.

 
Este cargadero disponía de dos pisos de doble vía cada unos para la ida de las vagonetas cargadas y la vuelta de estas ya vaciás de manera ininterrumpida. En 1929 se sustituyo el sistema de vagonetas por una cinta transportadora.

El 23 de agosto de 1937, durante la Guerra Civil, fue volado por las tropas republicanas en su retirada. Posteriormente se reconstruyo manteniendo el formato original pero olvidándose ya del sistema de vagonetas, lo que le hacia más ligero que su predecesor. La reconstrucción corrió a cargo de las compañías Basconia y Cortazar hermanos, mediante un proyecto de Altos Hornos de Vizcaya.

Actualmente es un Bien de Interés Cultural. Hoy en día la zona ha sido rehabilitada, con un paseo agradable que llega hasta el mismo cargadero, pasando por los túneles por los que antaño pasaban las vagonetas cargadas de mineral.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s