MADINAT AL-ZAHRA

Organizando el viaje que vamos a realizar durante una semanita en marzo me ha venido a la mente la escapada que realizamos hace dos años por similares hechas. Aprovechando una oferta de la compañía aérea Vueling para la línea Bilbao – Sevilla, nos plantamos en tierras andaluzas.

En General todo el viaje fue bueno y bonito pero hubo algo que me gusto por encima de lo demás, siguiendo a la vez uno de los lugares que más me ha impresionado la vida.

Estoy hablando ni más ni menos que de Madinat al-Zahra o Medina Azahara en castellano.

Se trata de un conjunto arqueológico de la época en la que los musulmanes dominaban gran parte de la península ibérica. Está situado a pocos kilómetros del centro de Córdoba.

La ciudad de Madinat al-Zahra fue mandada construir por el califa Abd al-Rahman III en el año 936 para trasladar allí su palacio personal y la sede de la administración que se encontraban en la ciudad de Córdoba. No hay que hacer caso por tanto a la leyenda creada por Ibn – Arabi, que explicaba la creación de la ciudad debido al amor que el califa profesaba a una de sus favoritas.

Además del palacio y dos edificios para la administración, construyó a diversas viviendas para la gente importante del estado y para todo su servicio, así como edificios dedicados a la oración.

La vida de esta magnífica ciudad fue corta, apenas unos 75 años. En el 1010 comenzó su destrucción, coincidiendo con las luchas internas que también dieron fin a la época del reinado omeya. Se estima que, a pesar, de sobrevivir hasta el año 1010-1013, la decadencia de la ciudad comenzó mucho antes. Sobre el año 976 cuando Almanzor trasladó las funciones de representación y la sede de los organismos estatales a la nueva ciudad de Madinat al-Zahira, construida por él.

La ciudad tenía una extensión de 112 hectáreas, con una distribución de 1500 metros de largo por 750 metros de ancho. Cabe destacar que la zona excavada actualmente es tan sólo una décima parte de la urbe.

La construcción de la ciudad conllevó el levantamiento de sistemas de abastecimiento como puentes y acueductos o una red viaria que la conectó con Córdoba.

La ciudad se urbanizado mediante un sistema de terrazas, dividida en terrazas superiores (2) y terraza inferior (1). La superiores cuentan con el alcázar o palacio, dominando la ciudad. La terraza inferior era la ubicación del caserío urbano (aún sin excavar) y la mezquita.

La entrada actual al yacimiento coincide con la entrada más empleada en su momento; se trata de la Puerta Norte. Era la entrada que conectaba con el Camino de los Nogales, que era la via de comunicación más rápida con Córdoba y por donde llegaban a Madinat al-Zahra alimentos y otros elementos para el día a día.

Esta puerta estaba defendida por una torre y un cuerpo de guardia.

El yacimiento en su totalidad es impresionante pero hay varios lugares que son más destacables

Casa de Ya´far: todo lo que se habla de éste lugar aún son hipótesis pero parece que no van desencaminadas. Se trata de la residencia del “Hayib” o primer ministro, de al-Hakam II, Ya´far Ibn Abd al-Rahman. Cuenta con varias naves y una monumental fachada de triple arquería. La casa contaba con varias estancias pero una sola alcoba, lo que indica que aquí vivía solo una persona.

Edificio Basilical superior: es uno de los puntos mejor conservados de la ciudad (aunque no el que mejor). Se trata de un edificio destinado a uso oficial, probablemente la sede de uno de los órganos de la administración. Su distribución y decoración indican que su uso fue únicamente funcional.

Pórtico y plaza de armas: esta plaza se encuentra fuera del recinto amurallado y el pórtico es precisamente una entrada de la propia muralla.

Era éste punto por el que accedían a la ciudad las visitas importantes del califa, siguiendo un minucioso protocolo. En la plaza se colocaban el cuerpo de guardia y el personal del alcázar a ambos lados, honrando así al séquito extranjero.

Esta plaza también era empleada para concentrar las tropas antes de partir hacia alguna expedición.

Salón de Abd al-Rahman III: consta de un núcleo central de tres naves separadas por arquerías. Esta bellamente decorado, pues fue concebido para las audiencias del califa y exaltar al soberano.

  

La ciudad deMadinat al-Zahra evoca la exquisitez y el gusto del arte musulmán. Unos instantes disfrutando del aire que aquí se respira sin pensar en nada más, nos trasladará a otros tiempos en los que esta zona vivía una vida con otras costumbres y otros gustos.

DATOS PRACTICOS

DirecciónCarretera de Palma del Río, km. 5,5.
14071 Córdoba

HorariosDel 16 de septiembre al 30 de abril: de martes a sábado, de 10.00 a 18.30 horas
Del 1 de mayo al 15 de septiembre: de martes a sábado, de 10.00 a 20.30 horas.
Domingos: de 10:00 a 14:00 horas.
Festivos abiertos: de 10:00 a 14:00 horas.
Lunes: cerrado.

EntradaCiudadanos de la UE acreditados: gratuita.
Otros Países: 1, 50 euros

ACCESO

Transporte Público
Una vez al día, un autobús turístico del Consorcio de Turismo de Córdoba hace un recorrido hasta el Conjunto Arqueológico. La salida de Córdoba es a las 11 de la mañana, con dos puntos de recogida: la Avenida del Alcázar y el Paseo de la Victoria. El autobús vuelve a Córdoba dos horas después de su llegada a Madinat al-Zahra. INFO DEL BUS

Transporte Privado

El acceso a Madinat al-Zahra se realiza a través de la carretera A-431, quedando el recinto a 8 kilómetros de Córdoba.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s