VALENCIA. Por tierras de España IV

No podíamos dejar pasar nuestra estancia en la Comunidad Valenciana, a la que acudimos para disfrutar de hermoso litoral, sus magnificas playas y su enorme oferta de ocio, sin acercarnos a la ciudad del Turia, Valencia.

Nuestra toma de contacto con Valencia fue, el que quizás ahora es símbolo inequívoco, la Ciudad de las Artes y de las Ciencias. El L` Oceanográfic más concretamente fue el primer lugar al que accedimos y nuestra impresión fue única; simplemente magnifico.

Es un lugar muy amplio y con muchas especies que muestra de manera brillante el mundo marino.

Las entradas dicen que son caras pero yo creo que realmente, si te gusta, merece la pena pagar ese precio ya que sales encantado y el mantenimiento de todo eso no debe ser barato.

Tras dedicarle mucho tiempo a la CAC, nos desplazamos al centro para conocer la ciudad.

Comenzamos nuestra visita al casco histórico por la Plaza de la reina y tras surtirnos de planos e información en la oficina de turismo dimos inicio a nuestra andanza.

En la misma plaza se encuentra la Catedral, presidida por el Miquelet, campanario de esta construido entre los siglos XIV y XV.

Dejamos la visita al interior de la Catedral para el final de nuestra visita y nos fuimos en busca de la Lonja de la Seda. Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, era el lugar de reunión de los comerciantes para realizar las compras y ventas de sus productos. Entramos a su interior de manera gratuita.

Enfrente de la Lonja se encuentra el mercado central, estaba en obras, y cerrado a las horas de la tarde en las que pasamos por allí, pero alguna foto ya pudimos hacer.

Continuamos nuestro camino en dirección a la plaza del ayuntamiento. Una bonita plaza, con sus bancos, sus arbolitos, sus fuentes y rodeada de edificios preciosos. En ella se sitúa, evidentemente, el Ayuntamiento y la casa de Correos.

 

De la plaza salimos al paso de la estación de tren que se encuentra junto a Plaza de Toros. Desde aquí y por el exterior del casco, caminamos hasta llegar a las torres de Quart. Encontrándonos entre tiendas y diversos comercios alguna que otra iglesia.

Al llegar, subimos a lo alto de las torres (gratis) desde donde las vistas de la ciudad son de impresión.

Tras deleitarnos con la panorámica, era hora de ir regresando a la plaza de la Reina, saliéndonos al paso lugares de interés, como el Palau de la Diputación provincial.

Llegamos a la plaza de la Virgen donde se halla la Basílica de la Virgen de los desamparados y no pudimos sobreponernos a la tentación de tomar una horchata en sus terrazas.

Tras el refrigerio pasamos a la plaza de la Reina y cumplimos con nuestro objetivo de adentrarnos en la Catedral. La visita al interior fue gratuita y no subimos a la torre (por falta de tiempo) aunque bien gustosamente lo hubiésemos hecho. Tras visionar detalladamente el templo, el tiempo se nos echaba encima y aún nos quedaban un par de cosas por hacer.

Apresuradamente nos dirigimos al Palacio del Marques de Dos Aguas y salimos del casco por las Torres de Serrano.

 

Y ya para poner un punto a una gran jornada en una ciudad muy acogedora, paseamos por los jardines del Turia disfrutando del atardecer y viendo como se acababa el día al unísono con nuestra visita.

Como siempre se quedan cosas sin ver y, aunque parece algo negativo no lo es del todo, ya que reporta una excusa para volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s